El refugio museo de la guerra civil de Cullera

Resulta muy importante tener memoria histórica y para ello, nuestro patrimonio cultural nos permite recordar momentos importantes de nuestra vida. El refugio antiaéreo de la guerra civil en Cullera brinda la oportunidad de recordar una parte significativa de nuestro pasado.

El refugio museo de la guerra civil se encuentra en los bajos del Mercado municipal de Cullera. En el inicio de la visita ya descubrimos que en el Mercado de Cullera existen dos refugios antiaéreos construidos en 1938, los cuales serán recorridos durante la misma. Uno de los aspectos que debemos tener en cuenta es que ambos refugios no pudieron ser finalizados.

En el primero de ellos mientras recorremos el túnel se muestra en unos paneles expositivos la historia del Mercado de Cullera y su proceso de construcción.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En  el recorrido por el primer túnel caminamos hasta la parte final donde vemos ese tramo inacabado del refugio. Salimos del mismo para acudir  al otro extremo del Mercado para visitar el otro refugio. En este refugio, a través de diferentes paneles expositivos, conoceremos la historia de los refugios y los motivos de su construcción durante la guerra civil española.

En 1938, la estación de ferrocarril de Cullera sufrió un bombardeo aéreo por aviones alemanes. Dicha circunstancia provocó la construcción de diferentes refugios antiaéreos en Cullera.

Los paneles del museo tienen un buen diseño gráfico con fotografías y planos junto a una exhaustiva información de datos sobre los refugios construidos. Nos permite descubrir los refugios dispersos en diferentes zonas de su casco histórico. Uno de ellos se encontraba tan alejado como el de San Antonio en los bajos de la ermita del mismo nombre.

Un diseño muy cuidado nos permite disfrutar de los carteles de Renau integrados con fotografías de la época que transmiten toda su dureza. Una buena presentacion en los paneles ayuda a la interpretación histórica para todo tipo de público. Sería interesante utilizar todo ese material para crear un audiovisual sobre esta historia que facilite la aproximación a los contenidos.

Otro de los apartados importantes del museo son las construcciones de defensa en el Faro de Cullera. El derribo de la torre de costas del XVI para la construcción de una batería de defensa es muy significativo del cambio experimentado. En otra publicación del blog ya comentábamos los sucesos relacionados con la guerra civil española en el Faro de Cullera.

Muy interesantes son los planos sobre la construcción de la batería de costas en el Faro de Cullera con sus cañones encajados en la colina. La transformación del paisaje con una construcción militar tan avanzada fue importante tanto por la pérdida de patrimonio como por la impronta en el entorno.

Vemos en los paneles expositivos la fotografía del acorazado Jaume I y sus cañones que fueron desmontados para ser instalado en la colina de la torre de costas. La existencia de la carretera al Faro y la proximidad de la colina permitía realizar ese traslado de un material tan pesado. Algo difícil de entender en otros acantilados costeros menos antropizados.

En otro de los paneles podemos conocer el puesto de mando construido para dirigir la batería de costas. Construido en hormigón armado y con visera permitía estar protegido de las bombas de la aviación. En el panel no se indica su ubicación. Tal vez, la gente del Faro de Cullera puede identificar por dónde se encuentra. En otra publicación hablamos sobre el puesto de mando de la guerra civil y su estado actual, ya que la pregunta es ¿Cual es su estado en el 2017?

Nuestro recorrido en el museo refugio de la guerra civil termina con una simulación sonora de un ataque de los aviones. Cullera no fue bombardeada en la guerra civil salvo el incidente inicial en la estación del ferrocarril. Circunstancia de agradecer, pero no por ello debemos minusvalorar el miedo y la angustia de sus ciudadanos. Queda como epílogo del esfuerzo y el miedo esa parte final donde se simula la construcción  del refugio con una pequeña luz en el territorio de las sombras.

La visita al museo refugio de la guerra civil es una buena propuesta para todo tipo de público. Se trata de una visita muy recomendable en Cullera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s