Categorías
Medio Natural

Los efectos de la borrasca Gloria

Desde el día 19 de Enero de 2019, la zona del Faro de Cullera se ha visto afectada por los efectos meteorológicos de la borrasca Gloria. Las características de la borrasca Gloria son excepcionales ya que se trata de una baja presión en el Mediterráneo enriquecida por la presencia de un anticiclón muy profundo en las islas Británicas. Sí a todo ello unimos la existencia de una masa de aire frío en altura, se produce una borrasca de fuertes vientos acompañados por lluvias intensas y un potente temporal marítimo. Los efectos de la borrasca Gloria se han sentido en todo el mediterráneo occidental desde la Comunitat Valenciana a las Illes Balears y Catalunya.

El día 19 de Enero de 2020 se inicia en la zona de Cullera un proceso de lluvias suaves acompañadas de un viento que conforme avanza el día tomara más fuerza. A partir del mediodía del día 19 se incrementa de forma notable la intensidad del viento que provocará un fuerte oleaje. La intensidad del viento es clave para explicar la virulencia de la borrasca. Una intensidad provocada por el pasillo estrecho que hay entre la baja presión situada en el Mediterráneo y el potentísimo anticiclón que abarca Centro Europa desde su posición central en las islas Británicas.

El fuerte viento acompañado de la lluvia ocasiona los primeros problemas el día 19 de enero con la caída de un árbol en la zona de San Antonio en Cullera.

El incremento de la fuerza del viento con una dirección nordeste significa un fuerte oleaje que golpea a los acantilados del Faro de Cullera y una erosión hacía todas las playas orientadas hacía el este. En la proyección de AEMET se puede ver tanto la intensidad como la dirección y el efecto que provoca hacía la zona del cabo de Cullera.

La presencia de un viento húmedo marítimo y una masa de aíre frío en altura provoca precipitaciones continuas. En las imágenes del radar de AEMET se puede ver el tren de nubosidad golpeando todo el litoral valenciano, circunstancia que nos llevará a un proceso de lluvias destacado. Al ser una masa fría, toda la precipitación es en forma de nieve en las zonas de interior alcanzando espesores importantes.

El día 20 de Enero de 2020 será el día más complicado en el entorno de la Comunidad Valenciana. La borrasca Gloria provoca un oleaje que alcanza una altura récord en el Golfo de Valencia. No es algo habitual que el oleaje en esta parte de mediterráneo alcance los 8 metros de altura.

Para entender mejor el oleaje, sirva este gráfico donde se puede ver el cambio que se produce desde e día 17 al 20 de enero. De un oleaje de 1 metro de altura se cambia en cuestión de horas a uno de 6 metros, con un momento máximo de olas de 8 metros.

Ese oleaje ocasiona que en la mañana del día 20 las playas de Cullera sufran sus efectos. En este video se puede ver toda la playa del Racó invadida por un oleaje que llega hasta el mismo paseo marítimo.

Dos de las zonas que sufrirán de forma grave los efectos del temporal son la zona del Marenyet y la del Brosquil. La proximidad del mar, la ausencia de playa y las características del margen derecho del Xúquer provocan zonas inundadas y la entrada del oleaje en las calles del Marenyet.

El oleaje y la presencia de las bajas presiones provoca la subida del nivel del mar. Este suceso extraordinario viene acompañado de una subida importante del mar hasta llegar a los 40 centímetros. Es otro de los fenómenos para explicar las inundaciones de playas y zonas costeras.

En esta imagen podemos ver la subida del mar en la playa de los Olivos. El mar llega hasta las puertas del restaurante El Coloso y el Chiringuito Gallegos Beach. El mar vuelve a sus orígenes y quiere recuperar ese espacio perdido entre la costa y la isla de los Pensamientos.

La virulencia del viento con rachas cercanas a los 100 kilómetros es otro de los factores del temporal. Un viento que será el causante de la fuerza del oleaje y los daños que se producen en el medio, tanto natural como antrópico.

Al tratarse de un temporal de dirección nordeste, las olas golpean con fuerza los acantilados del Faro de Cullera. Uno de los que sufren ese golpe es la parte de la isla de los Pensamientos que se encuentra en dicha dirección. Se puede ver cómo las olas llegan hasta la misma carretera en su parte más alta.

Este mapa de Puertos del Estado nos traslada la fuerza que tiene el oleaje en toda la fachada mediterránea española. Durante dos días su especial virulencia afectará a todo el litoral.

Los efectos del viento provocan la caída de árboles. La combinación de fuertes lluvias y vendaval producen la caída de un pino en la Isla de los Pensamientos. También, se ven afectados balcones, marquesinas y cableados de los edificios. Todo ello unido a un oleaje que cada vez más se acerca al borde de las edificaciones situadas en la primera línea de playa.

Otra de las zonas de Cullera afectadas por la borrasca Gloria es la zona del Dosser. La rehabilitación del cordón dunar durante los últimos años es un buen ejemplo de intervención en el medio. Las dunas ejercen de parapeto y protección frente a los temporales. Su capacidad de regeneración les permite de forma constante adaptarse a este medio tan cambiante y en estas situaciones extremas hacen de barrera entre el mar y los terrenos existentes en la primera línea de playa.

El día 21 de Enero se produce una nueva situación. El giro realizado por la borrasca ocasiona la entrada de una masa de aire más cálida que viene desde el norte de África. Esa situación y el choque con la masa fría existente en altura ocasiona la formación de tormentas en todo el arco mediterráneo. En este mapa se puede ver la cantidad de rayos registrados en la madrugada del día 21 de Enero.

Todo el municipio de Cullera se ve afectado por la borrasca Gloria. Desde el Brosquil hasta el Mareny toda la línea de costa sufre el fuerte oleaje y la gran precipitación de agua acumulada. La playa de san Antonio se encuentra invadida por el agua superando el mismo paseo marítimo.

En esta imagen se puede ver la playa de Cap Blanc totalmente inundada. Es interesante apreciar que también son las dunas que hay en la playa las que frenan el avance del mar para que no llegue hasta la misma carretera.

Playa de Cap Blanc bajo los efectos de la borrasca Gloria

Poco a poco a lo largo del día 21 de enero empieza a descender el oleaje. El pico de ola medido el día 20 de enero cercano a los 9 metros de altura deja paso a un oleaje situado entre los 6 y 4 metros. Dicho oleaje es bastante fuerte para la zona del Faro de Cullera y ello se aprecia en la bruma así como en las olas que golpean a los acantilados.

La fuerza del oleaje ha ocasionado la rotura de unas piscifactorías existentes en el Port de Sagunt. La deriva de la corriente en dirección sur las arrastró hasta el tramo de costa entre el Perellonet y el Faro de Cullera. Un hecho extraordinario que ha ocasionado la presencia de peces muertos en los diferentes tramos de playa.

El episodio de lluvias importante registrado en las zonas de interior lleva parejo que el Xúquer registre una crecida importante. Durante el día 21 de enero existía el temor de que el río se desbordase en el tramo cercano a la desembocadura. Al final no ha sido así, circunstancia muy favorable para limitar los efectos de esta borrasca en nuestro entorno.

El día 22 de Enero la borrasca Gloria y sus efectos se desplazan por la fachada mediterránea hacía el norte. Los contrastes entre la masas fría en altura y cálida en superficie provoca tormentas de granizo en todo el entorno de la comarca de la Ribera.

Una vez pasada la borrasca Gloria es momento de valorar sus efectos. Se debe analizar si los mismos forman parte del estado natural o si se ven agravados por todas las acciones antrópicas que no tienen en cuenta el medio natural. Crear playa donde nunca hubo arena no tiene sentido, como tampoco construir en zonas inundables. Realizar paseos marítimos en zonas de rompeolas únicamente sirve para que todos los años se tengan que rehabilitar. Es momento de aprender del medio natural y saber su dinamismo. Sirva el ejemplo de la rehabilitación dunar del Dosser para darse cuenta que con la utilización sensata del propio ecosistema se puede establecer un equilibrio entre el medio natural y la presencia humana. Menos hormigón y más sentido común.


En otra publicación anterior analizamos las consecuencias de los temporales en el Faro de Cullera y los efectos que ocasionan sobre el medio.


¿Quieres suscribirte a nuestro Blog?

Puedes recibir las nuevas publicaciones que se hacen en el blog directamente en tu correo electrónico. No te preocupes ya que no publicamos mucho y tu bandeja de correo no sufrirá con nuestros mensajes.

Has leído nuestra nota legal, aceptas recibir este newsletter y sabes que puedes cancelar la suscripción en cualquier momento.

Enviando la suscripción

Cuando realicemos publicaciones, recibirás un email nuestro. Muchas gracias por tu interés.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *