Por las playas del sur de Cullera

Hoy proponemos un recorrido por las playas del sur de Cullera. Se trata de una ruta que nos permite conocer las playas existentes al sur de la desembocadura del Xúquer hasta llegar al limite con el municipio de Tavernes y su zona de playa. A través de esta excursión podemos conocer los espacios característicos del Marenyet, y el Brosquil, ambas pedanías de Cullera.


Iniciamos nuestro recorrido en Cullera cruzando el rio Xúquer por el llamado Pont de la Bega. Ya este paso nos indica una de las características de nuestro recorrido por las zonas que se encuentran al sur de la desembocadura del río. Una vez cruzado, tomamos dirección Marenyet para dirigirnos hacía dicha zona a través de la la carretera o avenida del mismo nombre. Una de nuestras primeras paradas es la playa del Marenyet.

Una playa que se ha configurado junto al espigón sur de la desembocadura del Xúquer, rodeada de residencias de baja densidad y con unas características de fácil acceso para todo tipo de público que quiera disfrutar de un día en una playa de arena fina. Uno de los puntos muy valiosos de la playa del Marenyet es su buena disposición a la hora de practicar el surf. La configuración de la barra submarina y su posicionamiento favorable  en dirección este le permite ser de los pocos lugares de la costa valenciana donde si las condiciones son favorables se puede hacer surf sobre las olas.

Si estamos interesados en el surf y aprender sus técnicas, así como el paddle surf, sugerimos la Posidonia Escuela de Surf Valencia que nos permite disfrutar de las olas junto a otras actividades dirigidas a todos los públicos.

Uno de los puntos importantes de nuestro recorrido por las playas del sur de Cullera es la Torre del Marenyet. La Torre se encuentra en la avenida del mismo nombre y ha sido recientemente rehabilitada y su entorno mejorado.

La Torre del Marenyet es un elemento de fortificación creado por el ingeniero italiano Antonelli durante el reinado de Felipe II en el siglo XVI. Los ataques de piratas berberiscos sufridos por las ciudades de la costa Valenciana y en particular Cullera con el asalto de Turgut Reis, conocido también como Dragut, motivó la construcción de un sistema defensivo y de vigilancia por toda la costa. La torre tiene una construcción en mampostería con un diámetro de 10 metros y una altura de 20 metros. En la torre había un sistema de vigilancia de guardias que, mediante señales, se podía comunicar con el resto de torres para avisar en caso de ataques. La torre del Marenyet se comunicaba al norte con la desaparecida Torre del Cap de Cullera. En la Torre podemos ver la inscripción sobre su fecha de finalización en 1577. Tras las obras de rehabilitación de la torre, podemos leer en unos paneles informativos su historia, así como los horarios de visita para acceder a sus instalaciones.

La zona del Marenyet es un espacio donde se conjuga la presencia de campos de actividad agraria salpicados por acequias, junto a una línea de costa donde se han ido edificando construcciones de baja densidad para ser utilizados como segunda residencia. Es una de las diferencias notables entre la zona del sur de Cullera frente a la zona del Racó o el Faro, donde se han permitido las construcciones de alta densidad con edificios de altura y volumetría importante. Por tanto, es una zona donde  se produce el contacto entre la naturaleza antropizada de campos y explotaciones agrícolas  junto a casetas, chalets y adosados.

Otra de las características de la zona del Marenyet es el papel jugado por el Xúquer en su configuración geográfica.  Las riadas del Xúquer con sus grandes aportes de sedimentos y la corriente marina lateral de sur a norte ha provocado que tradicionalmente fuese una zona donde el espacio terrestre ganase espacio a la costa. Prueba de ello es la misma Torre del Marenyet que desde el s.XVI hasta la actualidad se encuentra  a unos 500 metros de las escolleras del río, ya que el mismo ha ido cambiando su desembocadura. Pero, este comportamiento ha cambiado hacía finales del siglo XX e inicios del XXI. Las ampliaciones  de las escolleras del Xúquer han frenado la llegada de sedimentos a las playas del Marenyet y el Brosquil provocando que el mar se encuentre ganado terreno a la costa año tras año. Chalets que se encontraban alejados del mar se ven ahora ante la necesidad de ser protegidos de su avance.

La continuidad de la playa del Marenyet ha desaparecido y se han tenido que crear tómbolos artificiales para lograr una acumulación de arena que permita disponer de playas y evitar la erosión de las construcciones edificadas. Este comportamiento de la línea de costa lo podemos comprobar a lo largo de todo el litoral, incluso en la zona del Brosquil donde se  pierden zonas agrícolas frente el avance del mar.

Otro de los recursos turísticos que tenemos en la zona es el espacio natural del Estany de Cullera.  Se trata de una laguna formada al sur del Xúquer donde nos encontramos con una combinación de aguas dulces y saladas creando un espacio muy mediterráneo.

A lo largo de la laguna se combinan los juncos y cañas propios de la vegetación de ribera característica de albuferas junto a los arrozales y huertas. Todo ello provoca que sea un espacio ideal para la presencia de aves junto a la variedad de peces que se encuentran a gusto en este tipo de habitat. Es el caso de las llisas y las anguilas.


Sí queremos conocer este espacio, recomendamos tomar la carretera CV 605 en dirección Gandía y tomar la llamada Entrada del Estudiante que nos llevará por ese camino al comienzo de la Senda por el Estany. Se trata de un recorrido muy cómodo de 3,5 kilómetros a lo largo de la laguna que nos permite descubrir su aves, la vegetación de la zona, las características de los embarcaderos y sus embarcaciones y sobre todo, un medio natural que en los atardeceres tiene una singular belleza. Nuestro recorrido terminará en la zona de la playa del Estany donde se puede disfrutar de un baño en sus playas o acudir a alguno de los restaurantes de la zona como Casa Salvador, Picanterra o El Cordobés. También, se trata de un recorrido que se puede realizar a la inversa llegando a esta zona por la avenida del Marenyet y seguir por la senda hasta el inicio de la entrada del Estudiante.

Continuando hacía el sur por la carretera CV 605 llegaremos hasta la pedanía del Brosquil. El núcleo urbano del Brosquil conserva su estilo de núcleo rural de casas sencillas de agricultores y pescadores alrededor de la ermita del mismo nombre.

La zona del Brosquil con sus huertos es un espacio rural muy propio del mediterráneo y en concreto, de la costa valenciana. También, es interesante visitar sus playas que sufren año tras año la regresión de las mismas por el avance del mar. Sí continuamos hacía el sur, llegaremos hasta la zona de la playa de Tavernes después de pasar el limite configurado por la acequia de la Raya.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s