Categorías
Cultura

El día de los Faros

El 7 de agosto es el día mundial de los Faros. Esta celebración tiene su origen en 1989 en Estados Unidos, donde establecieron esa fecha para valorar la importancia de los faros y los fareros en la protección de las costas. La iniciativa estadounidense establecía dicha fecha como un día nacional para poner en valor los faros existentes en sus costas. En un mundo globalizado y digitalizado, este evento se ha extendido y ya se habla del día de los faros.

Pero, ya se sabe que esto de los días D no se encuentra bien institucionalizado y se producen duplicidades, así como días D diferentes según países. Así ocurre con nuestros queridos y amados faros.

Día Internacional de las Ayudas a la Navegación

El 1 de Julio fue establecido como el Día Internacional de las Ayudas a la Navegación. Se trata de un día promovido por la Asociación Internacional de Ayudas a la Navegación y Autoridades de Faros (IALA). Es decir, se trata de un Día D más institucional que tiene ese mismo fin de valorar la importancia de los faros como elementos clave en la navegación marítima para todo tipo de embarcaciones y su proyección histórico social. Por ese motivo, durante el 1 de Julio se han llevado acciones de iluminación de los faros en horarios extraordinarios (12:00 horas) o jornadas de puertas abiertas para conocer sus instalaciones. Así, en el 2020 los faros de Cullera, Valencia y Canet d’en Berenguer realizaron un encendido sincronizado a las 12:00 horas para celebrar ese día y la importancia de los faros.

Ya sabemos que en la actualidad con el desarrollo de los sistemas de navegación vía satélite y la implementación de avances tecnológicos en las embarcaciones, el valor de los faros ha descendido y ya no tienen ese papel fundamental a la hora de guiar a los navegantes. Esos procesos junto a la automatización de las señales marítimas han llevado a la desaparición del farero que ejercía esa labor solitaria y vital de encender la señal que permitía alumbrar la costa para evitar los accidentes marítimos.

La importancia de los faros

El faro ha perdido importancia, pero su existencia perdura. Es un hito arquitectónico que sigue cumpliendo su finalidad y transmite la seguridad humana del control territorial. Es un elemento del paisaje que por sus características llama poderosamente la atención.

En acantilados escarpados o en sencillos roquedos, los faros deslumbran a cualquier visitante y permite trasladar ese hito de ultima frontera entre la tierra y el mar. Su arquitectura adaptada a un territorio normalmente hostil de temporales y oleajes, provocan que sean elementos con una gran belleza narrativa.

Por todo ello, nos alegra que existan diferentes días D para celebrar la existencia de los Faros. Sea el 7 de agosto o el 1 de julio, celebremos su existencia y acerquemos a todo el mundo cuál ha sido su papel en el territorio. Por eso, os animamos a visitar nuestro faro de Cullera pero también nuestras señales marítimas vecinas como el faro de San Antonio en Denia, el faro de Valencia o el faro de Canet así como otros que puedan existir en otras costas y lugares.

Deja una respuesta