Categorías
Ocio

El paisaje cultural del Xúquer

Con el nombre Paisaje cultural del Xúquer, se designa a la ruta que se puede realizar a pie o en bicicleta entre Cullera y Sueca. Aunque, tal vez, la denominación es excesivamente rimbombante para su distancia y los recursos que puede proporcionar al visitante.

Es cierto que hay elementos histórico culturales en el cauce del Xúquer que es importante poner en valor pero, otra denominación más sencilla hubiese sido más acorde para nombrar este recorrido que tiene una distancia de ida y vuelta de 24 kilómetros.

Características de la ruta

Se trata de una ruta que se puede realizar a pie o en bicicleta. Es un recorrido totalmente llano con una distancia total, ida y vuelta, de 24 kilómetros. Se puede realizar en 2 hora a pie y 1 hora en bicicleta. Es un trayecto cuya dificultad es baja ya que no tiene pendientes acusadas ni distancias amplias que puedan ocasionar un cansancio entre los participantes. La ruta que discurre a lo largo del río Xúquer entre Cullera, Sueca, Fortaleny y Riola permite conocer la importancia que ha tenido el rio en el desarrollo de las poblaciones a través de los azudes, puentes, molinos, cultivos del arroz o el puerto fluvial.

Recorrido por Cullera

Podemos iniciar el recorrido por el paisaje cultural del Xúquer desde alguno de sus extremos. Si empezamos desde Sueca, el punto de inicio se encuentra en la Casa Cano de Muzquiz – Comunidad de Regantes de Sueca. Por el contrario, si lo queremos iniciar desde Cullera debemos comenzar la ruta en la misma desembocadura del Xúquer.

Al iniciar nuestro recorrido desde Cullera, descubrimos que nuestra ruta va junto al río en el tramo de la escollera donde tiene su desembocadura en el Mediterráneo. Subiendo río arriba, atravesaremos el nuevo puente de la Bega para ir contemplando el puerto fluvial de Cullera en el Xúquer, donde se alternan las embarcaciones pesqueras con las deportivas. En este tramo de 2,5 kilómetros llegamos al pont de Pedra y el pont de Ferro en el centro del núcleo urbano de Cullera valorando su importante papel en las comunicaciones entre las dos riberas del cauce.

Pont de Ferro en Cullera

Nuestro recorrido sigue alejándose poco a poco de la zona más urbana de Cullera para llegar después de 2 kilómetros al azud y molino de la Marquesa. Se trata de un enclave con una gran importancia histórico cultural ya que por una parte se ejercía un control del agua en el azud pero, más valiosa era la labor de molino hidráulico. La zona se encuentra en proceso de recuperación paisajística con el clásico bosque de ribera tan propio de grandes ríos como el Xúquer.

A partir de este momento y conforme seguimos subiendo río arriba, vamos divisando los meandros del Xúquer. En esta planicie del litoral valenciano, el río meandriza buscando la velocidad necesaria para llegar hasta la desembocadura. Por eso, vamos a ir contemplando las diferentes curvas que hace el rio en este recorrido. Desde el azud de la Marquesa hasta el Azud de Cullera hay alrededor de 3 kilómetros.

Es curioso que el Azud de Cullera tenga esa denominación por que el propietario es el Sindicato de Riegos de Cullera, pero realmente se encuentra en el termino municipal de Fortaleny lindando con el de Sueca. Recibe ese nombre porque la comunidad de regantes llevó a término su construcción para poder regar desde ahí las zonas agrícolas del norte de Cullera.

Recorrido entre Fortaleny y Sueca

A partir de este punto y siguiendo río arriba es donde más claro y sencillo se encuentra nuestro camino para seguir la ruta. Un camino de tierra a cada parte del cauce nos permite hacer este recorrido.

Siguiendo nuestro itinerario, nos encontramos con la gran referencia del Pont de Ferro de Fortaleny que permite salvar el cauce entre Sueca y esta localidad. Podemos contemplar la amplitud del puente sobre el rio y su valor para lograr la comunicación entre las dos orillas. Os recomendamos la lectura de nuestro artículo sobre los «ponts de ferro del Xúquer» para conocer su historia, ubicación y funcionalidad a lo largo del río.

Entre Riola y Sueca

Seguimos avanzando en nuestro recorrido, en paralelo a los meandros del rio, hasta llegar a Riola. Las poblaciones que se encuentran en esta zona, en muchas ocasiones se erigieron de espaldas al río, ya que buscaban la protección frente a los desbordamientos del cauce. Esa es la situación que podemos apreciar en la ubicación de Riola respecto al rio Xúquer. A través de nuestra ruta, que transcurre por el margen de la misma Riola, podremos conocer esta pequeña población.

Siguiendo río arriba llegaremos hasta otro Pont de Ferro. Se trata del puente de Riola que conecta esta población con Sueca. Desde este punto, nos podemos desviar de la ruta del paisaje cultural del Xúquer para conocer el centro histórico de Sueca.

Si seguimos nuestro tránsito por el paisaje cultural del Xúquer llegaremos hasta otro de los lugares con un encanto especial. Se trata del azud de Sueca que por su ubicación se encuentra muy próximo a Riola en uno de los meandros que realiza el Xúquer. En este azud hay un área recreativa donde se puede pasar una buena jornada al aire libre junto al río. En este lugar se encuentra el centro de las actividades del club de piragüismo de Sueca. Por tanto, no es extraño encontrar actividades de piragua en esta zona.

Al tratarse de un meandro del río, hay diversos caminos que confluyen en este sitio. Así, podemos encontrar un camino diferente que nos comunica de nuevo con Riola o seguir nuestro recorrido por el rio para conocer más recursos del paisaje cultural del Xúquer.

A menos de un kilometro alcanzamos la Casa del Canó de Muzquiz. En este lugar se encuentra el punto de distribución de la comunidad de regantes de Sueca, que reparte las aguas entre las acequias que salen de este punto y que tienen tanta importancia en los arrozales y en el conjunto de l’Albufera.

Nuestro recorrido por el paisaje cultural del Xúquer termina en este punto donde podemos volver a nuestro inicio por el mismo camino recorrido utilizando las dos opciones existentes en cada uno de los márgenes del río. Ahora bien, sí queremos seguir conociendo el río Xúquer, tenemos esa posibilidad, ya que el camino discurre río arriba hasta llegar a Polinya del Xúquer y posteriormente, a Albalat de la Ribera.

Deja una respuesta