Categorías
Ocio

Nace la Falla Faro Mar

Hay que destacar la creación de una falla en la zona del Faro de Cullera. La nueva falla denominada Faro Mar ha sido aprobada este pasado marzo en la reunión mantenida por la Junta Local Fallera de Cullera.

Se trata de la falla número 17 en el término municipal de Cullera. El fuerte arraigo de las fallas en Cullera y el apoyo de las instituciones municipales al desarrollo de la fiesta aparece remarcado en las diferentes noticias publicadas en los medios de comunicación (Levante-EMV, Comarcal CV) sobre la creación de la falla Faro Mar.

La nueva falla se constituye a partir de la Associació Cultural Falla Faro Mar y se encuentra integrada por alrededor de 50 falleros y falleras. La demarcación de la falla Faro Mar se extiende desde la rotonda del supermercado Consum en el Racó hasta la rotonda del inicio del Dosser.

Contactar con la falla Faro Mar

La nueva comisión fallera dispone de canales en Facebook y Twitter  desde donde difunde toda la información sobre su creación, reuniones y actividades. También promueve contenido relacionado con las fiestas falleras como vestimenta, tradiciones o gastronomía.

Además, la Asociación Faro Mar ofrece un número de WhatsApp 608 49 15 06 para todas las personas que quieran contactar con la entidad para colaborar, formar parte de la comisión o conocer sus actividades.

Actividades para residentes

Lógicamente, la creación de la falla Faro Mar busca establecer las festividades josefinas en la zona del Faro y desarrollar las correspondientes actividades relacionadas con las fallas. El primer presidente de la falla es José Manuel Martínez, que tiene el deseo de propiciar una mayor unión de la zona a través de la creación de la falla y ofrecer un nuevo aliciente a sus residentes. Ojalá la actividad de la Associació Cultural Falla Faro Mar no se quede únicamente en el monumento fallero y pueda propiciar el desarrollo de actividades culturales a lo largo del año que ayuden a cohesionar la zona.

Es bastante evidente que la consolidación creciente de una habitabilidad de primera residencia en la zona del Faro lleve a la necesidad de tener servicios generales, así como al desarrollo de actividades durante todo el año. En este caso, la creación de una falla en estos tiempos de fuertes restricciones es un indicador de que la zona poco a poco está realizando cambios para no ser únicamente un barrio de veraneantes y convertirse en una zona de residentes.

Deja una respuesta