Categorías
Ocio

Discotecas en Cullera (1960-1980)

Las primeras discotecas

Las primeras discotecas en Cullera están relacionadas con el inicio de la actividad turística en España. La instauración del plan de estabilización económica de 1959 permite la apertura del país a la llegada de visitantes extranjeros. Nuevas corrientes y modas vendrán junto a los turistas que provienen de una sociedad europea que ha superado la posguerra y tiene nuevas necesidades de consumo. El ocio es una de ellas.

No había precedentes de discotecas en España ya que se trataba de un tipo de actividad de ocio que se acababa de iniciar en Alemania, concretamente en Aquisgrán. En estos inicios, las discotecas eran una evolución entre los salones de baile y las salas de fiestas.

En los tradicionales salones de baile existían unos músicos que tocaban canciones para que las parejas bailaran al son de la música. Según épocas y modas, se popularizaban una serie de bailes. Unos más animados y otros más lentos pero, siempre con la misma dinámica de parejas.

Por otra parte, las salas de fiestas era los espacios donde existían actuaciones de artistas y se combinaban con la posibilidad del baile por parejas de los asistentes.

El nuevo concepto llamado Discoteca implicaba la sustitución de los músicos por una selección de discos mediante los que se transmitía la música en la sala. En algunos casos, existía un jukebox donde los asistentes seleccionaban la música y en otros, había un tocadiscos que permitía «pinchar » los discos por los responsables de la sala. Esa novedad, junto a la aparición de nuevas músicas y bailes donde ya no es necesaria la pareja para disfrutar de la música, supone un cambio que se realizará de forma transitoria.

Así, aparecerán las discotecas. Pero, será normal la coexistencia de actuaciones de artistas, así como los momentos para los bailes de parejas con canciones lentas. Ya hemos comentado que el inicio en la costa española se encuentra muy relacionado con el turismo. Por eso, no era de extrañar que con la llegada de turistas y las nuevas modas se creasen las primeras discotecas en los mismos hoteles. Así, las primeras discotecas en Cullera estaban asociadas a un hotel. Tampoco, sería extraño que algunas de estas discotecas fueran combinaciones de tablao flamenco o sala de espectáculos muy dirigidas a los visitantes extranjeros.

El Pulpo

Uno de los primeros hoteles de Cullera ya tenía discoteca. Es el caso del hotel Sicania, donde su fundador, Pepe Sabater, señala que desde la apertura del hotel en 1960 ya contaba con una discoteca para deleite de los turistas franceses e ingleses.

Pero, el fenómeno de las discotecas se extiende más allá de estar asociado a un hotel y por eso, se crean como locales independientes. Pepe Sabater cuenta cómo se desvinculó del hotel Sicania y llevó a término la creación de la discoteca El Pulpo en la zona del Faro de Cullera. Era un estilo de discoteca con una evolución de la boite francesa donde se combinaban las actuaciones de artistas con los discos pinchados para ser bailados en la pista. Son los años donde se comienza con la introducción del baile del Twist en las discotecas valencianas como El Pulpo, El Cala Club o Río Salado.

Antigua Discoteca El Pulpo. Actualmente restaurante El Timón. Calle Maestro Chornet, Cullera.

La discoteca El Pulpo se encontraba en la calle Maestro Chornet,3 en la playa de los Olivos de Cullera, en los bajos del edificio de apartamentos MariSol. Se ubicaba en la misma línea de playa en un local totalmente cerrado hacía el exterior. Todavía estamos en una época donde las discotecas eran locales cerrados, oscuros y poco abiertos hacía el exterior. Algo, que a partir de la década de los 80 se rompe totalmente.

En la discoteca El Pulpo actuaron artistas como Conchita Bautista, Los Pájaros Locos y Los Top-Son.

Gracias al comentario de Manolo Bertrán, cantante y compositor del grupo Doctor Divago y apasionado de este período, sabemos que Los Top-Son fue un grupo valenciano surgido a partir de la separación de Bruno Lomas de su primera formación musical Los Milos.

La discoteca El Pulpo estuvo abierta hasta principios de los años 80 donde fue transformada en restaurante. Un restaurante que al principio fue regentado por la artista valenciana Rosita Amores y su marido italiano.

El Cala Club

Otra de las discotecas era El Cala Club. Fue creada por un francés llamado Remo Mossenta que, casado con una mujer originaría de Algemesí, acudía los veranos a Cullera. Vio el potencial turístico del entorno y en 1963 inició la construcción del apartahotel El Galeón.

Un edificio de 11 pisos con cerca de 100 apartamentos que dominaba la zona de San Antonio, que en aquellos momentos eran únicamente huertos y playa. El edificio contaba con un bar-restaurante y fue un imán para la atracción de visitantes. Fue, junto al restaurante, donde se creó la discoteca El Cala Club, convirtiéndose en un referente de la noche de Cullera.

Gente de la comarca de la Ribera y de Valencia acudían a bailar y a las actuaciones de los artistas propios de los años 60. Es el caso de Nino Bravo, Betty Missiego o Bruno Lomas.

La familia Mossenta-Revert gestionaba ese local y son sus familiares actuales quienes gestionan la cafetería Alcalá que se encuentra en dicha ubicación.

Dragut

Actualmente la cueva Dragut en el Faro de Cullera es un museo dedicado a glosar la figura de este pirata y otras acciones realizadas por la piratería en el Mediterráneo. Ahora bien, durante finales de los 60 y la década de los 70 del siglo XX, la cueva del Dragut funcionaba de día como «museo» y por la noche como discoteca-sala de fiestas.

Con esa combinación de discoteca moderna donde se pinchaban discos junto a la posibilidad de realizar actuaciones de artistas, la cueva del Dragut se convirtió en un referente en los meses de verano para los visitantes de la zona. Como bien recuerdan los responsables del restaurante Casa Borrasca, se trataba de un espacio de actuaciones musicales por donde pasaron artistas como Manolo Escobar, Camilo Sesto, Carmen Sevilla o Nino Bravo.

Barraca Club

Al estar colindantes los municipios de Cullera y Sueca, sus relaciones fluyen y se intercomunican de formas muy amplias. En el tema de las discotecas también ocurre así, y lo vamos a ver tanto en este post, como en el correspondiente a los años dorados 1980-2000.

Una de las discotecas más relevantes es Barraca en la zona de les Palmeretes en Sueca. Retrocedemos en el tiempo y el archivo municipal de Sueca nos cuenta su fundación y su proyecto inicial.

Un ciudadano residente en Cullera de nacionalidad belga llamado Albert Piron solicita el 12 de marzo de 1968 al Ayuntamiento de Sueca información para comprar una parcela de dos hectáreas en la avenida de les Palmeres. El proyecto de Albert Piron es construir una barraca típica valenciana pero, con la finalidad de funcionar como restaurante y sala de fiestas. Estamos en los años donde empieza el boom turístico y Albert Piron proyecta construir una sala de fiestas que tenga un fuerte atractivo para los turistas extranjeros con algo «tipically spanish«.

Ese mismo día, el arquitecto municipal contesta a la solicitud de información y da su aprobación ante la necesidad de «tener espacios de diversión en esa zona marítima«.

A pesar de esto, cuando se presentó posteriormente el proyecto de construcción fue rechazado, ya que no se veía adecuada una edificación en un entorno agrícola. Más tarde, sería la comisión de fomento del ayuntamiento de Sueca quien autorizaría la construcción y otorgaría la licencia al proyecto de Albert Piron y su «barraca«.

En abril de 1968 se presenta un proyecto de construcción que en su planta baja contiene una pérgola a la entrada, un bar, un almacén, un vestidor de servicio, una sala para los discos y una pista de baile con tablao para la orquesta en un recinto cerrado por los lados pero al aire libre. La planta superior se destina a salón y se abre hacia la planta baja por medio de unos balcones. El proyecto de construcción tiene un coste de 736.575 pesetas (4.427 Euros).

Barraca Club, a principios de los años 70 del siglo XX.

No hay una fecha clara sobre la apertura de Barraca. Aunque hay constancia en el archivo municipal de Sueca que en 1971 se realizaron inspecciones al local, ya que se estaban realizando obras sin tener licencia. Lógicamente, el local ya estaba en funcionamiento y su éxito como sala de fiestas había motivado la necesidad de ampliar el espacio y cubrir zonas que estaban al exterior.

Y llegó la fiebre

La muerte del dictador en 1975 y el fin de franquismo iniciaba nuevos tiempos en este país. Empezaban los años de la transición donde las nuevas generaciones comenzaban a vivir en una democracia. Había nuevos comportamientos sociales y aires de libertad que también se trasladaban al mundo del ocio.

Las influencias del exterior ya no tardaban tanto tiempo y no eran censuradas por el régimen. Todo ello permitía la llegada de las modas y corrientes musicales de forma casi inmediata y a la vez, existía un crisol de creatividad artística importante.

Relacionado con el mundo de las discotecas había influencias destacables, llegaban noticias sobre el impacto de discotecas como Studio 54 en New York. Pero, sobre todo, la influencia más importante fue el efecto Fiebre del Sábado Noche.

La película Fiebre del sábado Noche (Saturday night Fever), dirigida por John Badham y protagonizada por John Travolta retrataba la vida de un joven que brillaba en las discotecas por la noche mientras desarrollaba una vida normal y vulgar el resto del día.

Su estreno en España, en abril de 1978, supuso un impacto sociocultural importante en un país que se encontraba en plena transformación.

Esa imagen de la discoteca donde los jóvenes bailaban, tanto de forma solitaria como en parejas, en un local repleto de efectos como las bolas de espejo y las pistas de luces, originará un movimiento importante en todo el mundo.

Y así ocurrirá con estas discotecas nacidas en los años 60. Se olvidarán los tablaos y las actuaciones de artistas para instalar bolas de luces y rayos de luz.

Se incorporará la música funk-disco y se transformarán los locales para poner pistas de luces como las de Fiebre del Sábado Noche.

La discoteca El Cala Club se convertirá en Number One en Cullera. Aparecerán otras nuevas como Macumba y Don Pancho.

Son años de cambios muy rápidos y donde las discotecas se transforman rápidamente para ajustarse a las nuevas demandas del público.

Sobrevive un tiempo ese momento donde el dj tiene que pinchar música lenta para que las parejas puedan bailar agarradas o cambiar de música con transiciones muy simples. Son los finales de los años 70 pero, el gran cambio tenía que suceder durante la década de los 80 (Ver discotecas en Cullera y Sueca 1980-2000).

Bonus Track

Seguramente hay lagunas de información en esta publicación y algunas discotecas no se han citado. Por esa razón, junto a la necesidad de conservar los logotipos de las discotecas, nos parece acertado presentar esta imagen del grupo de Facebook Legends Cullera donde aparecen recopilados los logotipos de las discotecas más relevantes de Cullera durante el período 1960-2000. Hay algunas que faltan como Canteret pero, se trata de una agrupación muy interesante.

Bibliografía

  • Cullera homenajea a los pioneros del turismo local en los años 50. Europa Press. 27 de febrero de 2018. Enlace web.
  • Cuando el twist llegó a España para quedarse. Ídolos Pop. Cultura Diputación de Valencia. 14 de Enero de 2014. Enlace web.
  • Casa Borrasca: Ara que tinc cent anys… El Mundo – Comunidad Valenciana. 2 de Julio de 2016. Enlace web.
  • Rosita Amores, o cómo el hito de la Valencia picante alza el vuelo de nuevo. Valencia Plaza. 14 de Abril de 2014. Enlace web.
  • Juliol 2019. Barraca Valenciana-Sala de festes. Arxiu Municipal de Sueca. 8 de Julio de 2019. Enlace web.
  • La discoteca más antigua de España abre una noche y da por acabada la temporada. Diario Información. 4 de Agosto de 2020. Enlace web.

Esta publicación se ha realizado gracias a nuestros Mecenas.

  • Mecenas Dragut: Marie Enkirch
  • Mecenas Penyeta: Gustavo Aranda

¿Quieres ayudar a nuestro blog?. Es fácil y sencillo convertirse en nuestro Mecenas. Tu apoyo es muy importante para nosotros. ¡Te esperamos!

¿Quieres ayudar a nuestro blog?. Es fácil y sencillo convertirse en nuestro Mecenas. Tu apoyo es muy importante para nosotros. ¡Te esperamos!

Become a Patron!

6 respuestas a «Discotecas en Cullera (1960-1980)»

El artículo és bueno y documentado. Hos faltan un buen número de discotecas y pubs emblemáticos de Cullera y Sueca.
En Cullera Salado Rio, Rey Club o el Trebol por mencionar algunas. El Chelsea se que está mencionado en el siguiente post, pero és necesario nombrar su precedente» Bar la Paz» para entender la evolución de los pubs en Cullera
En Sueca la Cancella, Avenida, etc.

Me ha gustado mucho lo aquí escrito soy conocedor de gran parte de las discotecas en Cullera y sueca y me habéis contado alguna cosa que desconocía
Gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.