Categorías
Medio Natural

Por la senda de la Lloma (PR-CV 336)

Si queremos contemplar vistas de la bahía de Cullera y la zona de los arrozales hasta l’Albufera, es recomendable realizar el sendero PR- CV 336 conocido como la senda de la Lloma. El recorrido circular permite recorrer la zona agraria de la fachada norte de la montaña de Cullera y sobre todo, ascender a la misma.
En este mapa se puede ver el recorrido y las fotos tomadas en cada uno de los emplazamientos de la senda de la Lloma PR CV 336 en la montaña de Cullera.

El perfil de la subida resulta suave y sencillo de realizar para todo tipo de público. Se puede hacer tanto a pie como corriendo.

Perfil Cullera PR-CV 336

Al tratarse de un recorrido circular, la senda de la Lloma PR CV 336 se puede iniciar desde cualquier punto donde comienza la subida, como las proximidades del cementerio de Cullera o desde el propio Faro.

Vista hacía el norte y los arrozales de Sueca desde la cresta de la montaña

Si acudimos a la zona, es recomendable empezar el recorrido desde el cementerio de Cullera ya que en la explanada del aparcamiento podemos dejar los vehículos. Desde ese punto y tomando dirección norte, nos encontraremos uno de los paneles informativos que explican la ruta. También desde ese punto parte la variante 1 que asciende a la cima de la montaña y permite la conexión con el sendero de la Lloma en su tramo superior.

Seguimos el recorrido del sendero PR-CV 336 que nos lleva a pasar por la urbanización Bonavista. Para los interesados, en las proximidades se puede visitar el Abrigo Lambert donde se hallan las pinturas rupestres que atestiguan la presencia del ser humano en épocas prehistóricas en la zona de Cullera.

El recorrido del PR-CV 336 sigue por la carretera del primer collado desde donde podemos apreciar el tránsito entre la zona premontañosa y el litoral. El camino sigue atravesando los campos de naranjas mientras a nuestra derecha aparece la Bassa de Sant Llorenç . Os recomendamos acceder a nuestro post sobre la Bassa de Sant Llorenç para conocer mejor esta laguna próxima al sendero.

Vista de la Bassa de Sant Llorenç desde el PR-CV 336 a su paso por el segundo collado.

Llegamos al cruce con la acequia de San Llorenç y la carretera CV-503, donde tomaremos el camino de la entrada de Dobleret por el que podemos acceder a la zona de playa. Es un entorno de la zona del Dosser donde se produce el tránsito entre la zona agraria y el litoral con la presencia de edificaciones de baja densidad limítrofes a las dunas. En otro de nuestros post recomendamos una ruta por las entradas del Dosser para descubrir esta zona protegida y perteneciente al parque natural de l’Albufera.

Nuestro camino sigue el recorrido del PR-CV 336 y llegamos a las dunas de la playa del Dosser donde seguiremos de forma paralela a la línea de costa hasta alcanzar el inicio de los acantilados del Faro. Continuamos por el paseo de la Farola contemplando los acantilados y pequeñas calas del Faro de Cullera. Se trata de un paseo junto a la carretera con un recorrido muy suave que permite disfrutar de unas buenas vistas sobre el mar. Llegamos justo al Faro de Cullera y enfrente del mismo, nos encontramos una señal que indica el inicio de un camino asfaltado para ascender a la montaña del volcán de Cullera. En el llamado volcán de Cullera se encuentra uno de los yacimientos prehistóricos más importantes de la Comunidad Valenciana. En una de nuestras publicaciones contamos las características del yacimiento de la cueva del volcán. Seguimos por el itinerario muy bien señalizado y continuamos el recorrido subiendo por las carreteras de la urbanización del Faro del Mediterráneo.

Vistas hacía la zona del Faro desde la Senda de la Lloma

Llega un momento que dejaremos el asfalto para empezar el sendero por la montaña rodeados del matorral mediterráneo por una senda bien definida. Hacía la parte norte se pueden ver los arrozales de Sueca y Cullera en todo el entorno del parque natural de l’Albufera. Una de las joyas que tenemos son las vistas de la Bassa de Sant Llorenç.  

El arrozal cambia el paisaje a lo largo de todo el año.

Toda la zona norte del sendero y sus vistas tienen en el arrozal  el elemento del cambio trascendental de su paisaje. Según la época del año, podemos contemplar los arrozales inundados de agua, con un verde intenso o con los colores pardos tras la cosecha del arroz.

Sí miramos hacía el mar y por tanto al sureste,  divisamos toda la bahía de Cullera salpicada de las diferentes torres de apartamentos pero con la tranquilidad del mediterráneo como fondo. Todavía desde ese entorno se pueden apreciar las formas de las bahías y las puntas de las calas así como lo que queda de la antigua isla de los Pensamientos.

A continuación, se puede contemplar una galería de imágenes del recorrido realizado desde la ascensión en el Faro.

Llegamos hasta el radar meteorológico conocido como «la Bola» ya que es un referente en toda la montaña de Cullera. En ese punto se encuentra el punto más alto de la sierra con sus 234 metros de altitud.

A partir de aquí, nuestro recorrido sigue en dirección hacía el castillo de Cullera donde pasamos por los restos del Alt del Fort con su pasado de fortín durante las guerras carlistas.

Letras de Cullera en la Montaña de Cullera con vista hacía el Xúquer

El sendero nos lleva por la ladera frondosa de pinar hasta llegar al Castillo de Cullera, declarado Bien de Interés Cultural, donde podemos conocer su museo de historia. Una visita muy recomendable.

La Senda de la Lloma hacía el Santuario y el Castillo de Cullera.

Posteriormente continuamos para descender por el Vía Crucis para llegar hasta el desvío señalizado que nos lleva por la falda de la Montaña hasta el cementerio.

Así, nuestro recorrido circular termina donde iniciamos este transito por el PR-CV 336 conocido como la «Senda de la Lloma«.

Deja una respuesta